RSS feed para esta sección

Archivo | Diario

vida cotidiana

Tres años y medio de ser papá, dos poemas y una serie de fotos

Escribe mientras duele, pienso, y entonces empiezo a escribir. Por que en este momento me duele. Por que me acuerdo de hace como cuatro años, cuando Lydia estaba embarazada. Yo estaba deambulando por ahí, en alguna avenidita de esas bien mamilas con un montón de tiendas y aparadores. Me sentía mal. Por adentro, no por […]

Francisco Rosas Monroy

Acabo de colgar el teléfono. No sé muy bien como me siento. La muerte siempre te atonta, es como algo lejano que uno viera a través del cristal y poco a poco el dolor, pero más el amor, lo traspasaran hasta tocarnos, hasta tocarme. Mi mamá me dice del otro lado de la línea que […]

Declaración de amor

Es muy fácil olvidarme del amor, dejarme llevar por la corriente de gritos. Despierto una mañana y mi lengua pastosa, con residuos blancos de sueño, lanza un escupitajo y empieza a quejarse del ruido de la calle: las ruedas de los camiones-humo crujiendo, picando mis oídos con sus agujas oxidadas y sus gases tóxicos. Y […]

Después de la guerra

Después de casi dos meses de días nublados la tarde se relaja, estira las piernas y abre un poco los ojos. Estoy sentado en el café de siempre, pero mi hijo está dormido, así que puedo ponerme a escribir. Lydia está junto a mí, estudiando algo raro que suena como a metodologías logísticas y que […]

La noche que Ray Bradbury me dio un consejo

Cuando la ronda de preguntas llegó al publico que abarrotaba el salón de conferencia de la FIL, me atreví a hablarle. Con el corazón hecho una pedazos, retumbando como una decena de avalanchas deslizándose desde él, le dije que no tenía palabras para agradecerle todo lo que me había dado y que me diera un consejo para ser escritor. Y Ray Bradbury me dijo: “Escribe…sigue leyendo

Forgetful heart

Corazón olvidadizo.Yo apenas despierto, de entre la humaredas pestilentes del miedo, renazco: Pero el renacimiento es tan lento que apenas me doy cuenta. Pero sucede: como un elefante, o una mole herrumbrada. Desierto. Los sentimientos desde hace alguno tiempo disminuidos, con la aguja del voltaje apenas en el 1, crecen con el paso de los días y del sol y de las historias que leo. En este momento la vuelta a la vida aún no es definitiva porque, todavía, me retuerzo entre las marañas del pasado. Sin embargo allí esta: el destello verde, intermitente, rojo, lleno de fuego y carne y vida…sigue leyendo

Me gusta

Desde hace un tiempo me he preguntado cómo son los lectores de este blog. ¿En dónde viven, que piensan, por qué se atreven a leer lo que escribo? Pero más que contestar a todas estas preguntas me gustaría que proponer lo siguiente: hacer una lista de gustos personales. Es muy sencillo. Aquí voy yo primero: Me gusta correr y sentir cómo el sudor resbala por mi cabeza. Me gusta el ronroneo de mi cuerpo luego de bañarme con agua fría después de correr. Me gusta besar los brazos blancos de mi abuelita y… sigue leyendo

Si pudieras leer mi mente

…Tal vez tenga algo que ver o tal vez no. Pero me siento algo pesado, algo oscuro. Extraño algo. Ayer tuve otro sueño: me encontraba con una niña con la que había estudiado la primaria y nos enamorábamos y paseabamos de la mano riéndonos por las calles, acompañados. ¡Se sentía muy bien tener su mano en la mía y estar acompañado! Fuaaaaaaa. Tal vez me sienta así porque hace un par de semanas corté con la chica que salía…sigue leyendo

Kebabs y amor

La semana pasada encontré en la tele un programa muy interesante, se llama Comidas para llevar. En cada capitulo se ve como un adolescente pide su plato favorito de comida rápida: una pitzza, un kebab o pollo frito; pero en vez de que un repartidor cualquiera les entregué el pedido el conductor del programa se aparece con la orden de comida y un boleto para que viajen al país de donde es originaría su comida rápida favorita…sigue leyendo

Influenza y resultados de Romper el espíritu

El viernes dijeron quién había sido el ganador del concurso al que mandé Romper el espíritu. No fui yo, si no un Tunecino por su cuento Mamadú y los verbos españoles. Cuándo vi la noticia me saqué de onda; en verdad pensé que mi historia podía ganar. Después, a lo largo del día y hoy, todo el sábado, un montón de sentimientos mezclados con las noticias de la influenza porcina…sigue leyendo

Opera y amor

Siento como… como… como si algo dentro se destapara; o como en las noches que me da lo de no poder respirar y caigo en un estado extraño, entre el sueño y la vigilia, donde apenas puedo moverme y acaso respirar; en esos casos intento destaparme para dormir; me pico la nariz hasta estornudar…sigue leyendo

Un día y una semana agridulce

He estado haciendo varias cosas, pero principalmente, he estado escribiendo un relato que extraje directito de los archivos secretos de mi vida; se trata de un capitulo que nunca conté de mi viaje Marruecos y que ahora voy a escribir para una convocatoria que encontré en internet para hacer un relato corto sobre temas del estrecho de Gibraltar…

Monterrey

En el baño me empecé a sentir confundido, nervioso e inseguro y creo que principalmente fue, como estos últimos días, porque estaba junto a mi papá y estar con él se me hace muy raro, apenas puedo acostumbrarme; me parece que desde antes de irme a vivir a Barcelona no pasaba tanto tiempo con él como ahora. Por eso estaba nervioso. Mi papá pagó un vapor para los dos y mi abuelo se metió al general…sigue leyendo

Un libro de 12 Cuentos de Bradbury, Keret, Vonnegut, Tario y más para kindle, pdf, epub