RSS feed para esta sección

Archivo | Poesía

¡Que viva la música!

Música para bailar y escribir sabroso, para los que, tristemente, nacimos poetas y no bailarines. Hay mucho que decir de ¡Que viva la música!  y de la vida del autor, Andrés Caicedo, que se suicido a los 25 años, el mismo día que recibió el primer ejemplar impreso de esta novela. Podría, como en una […]

Tres años y medio de ser papá, dos poemas y una serie de fotos

Escribe mientras duele, pienso, y entonces empiezo a escribir. Por que en este momento me duele. Por que me acuerdo de hace como cuatro años, cuando Lydia estaba embarazada. Yo estaba deambulando por ahí, en alguna avenidita de esas bien mamilas con un montón de tiendas y aparadores. Me sentía mal. Por adentro, no por […]

Nota

La cabina del dolor avienta su maldiciones desde la esquina persa. Los hombres viejos escupen espuma y hablan de sus hermanos muertos. Están tan borrachos que sus dientes se atascan y los vecinos sólo consiguen oir gemidos lentos. Pero el resto de la ciudad duerme y los hombres flacos se masturban. Los gatos ronronean sus […]

Noche

El día se vacía del escaparate de las horas salen cuervos y reptiles viejos con las muñecas rotas el día se vacía sus coches y sus faldas apretadas y sus oraciones desaparecen en el fondo dulce de la orquesta negra de los sueños

Ganadores del primer concurso literario de Bob Dylan

¡Hola! Al fin, y mientras oigo la última canción del Tempest de Dylan (Roll On John, la joya dedicada a John Lennon), me dispongo a dar los ganadores del concurso Dylaniano. Pero antes, claro, y para hacerla de emoción, diré unas palabras: Fue muy difícil escoger a los ganadores; llegaron textos muy buenos, de gente […]

Declaración de amor

Es muy fácil olvidarme del amor, dejarme llevar por la corriente de gritos. Despierto una mañana y mi lengua pastosa, con residuos blancos de sueño, lanza un escupitajo y empieza a quejarse del ruido de la calle: las ruedas de los camiones-humo crujiendo, picando mis oídos con sus agujas oxidadas y sus gases tóxicos. Y […]

Algunos todavía piensan que la literatura es sagrada

Se me hacen ingenuosy ridículos los escritores (buenos, malos, geniales, consagrados, premiados, becados, reconocidos, alabados o desconocidos) que creen que la literatura es algo inmortal, etéreo e inmortal, que los hará vivir por siempre: cuando su viejo cuerpo termine de romperse y suspiren sus últimos poemas, su gran “Obra” literaria los precederá y los hará […]

Lo que vemos de las cosas son las cosas

XXIV Lo que vemos de las cosas son las cosas. ¿Por qué veríamos una cosa si hubiese otra? ¿Por qué ver y oír sería engañarnos si ver y oír son ver y oír? Lo esencial es saber ver, saber ver sin estar pensando, saber ver cuando se ve, y no pensar cuando se ve ni […]

La fresnai

Ahí les va otro podcast. Este lo grabé en la madrugada de la semana pasada, a una de esas horas en las que siento como que los intestinos o las células se abren y tienen ganas de ponerse a escribir o hablar y hablar… escogí uno de mis poemas favoritos, del maestrazo Ezra Pound. Sin más introducción oigan aquí el podcast: sigue leyendo

Tarantula y un poema de Bob Dylan

¡Ahhh! Ya me está gustando esto de los podcast; está padre prender el micrófono en la madrugada y mientras los ruidos de la calle se esconden abajo del coche y aprietan los ojos, calladitos, adormilados, empezar a grabar. ¡Qué mejor que para esta semana otro podcasts y, esta vez, sobre Bob Dylan. Si deciden dar play al reproductor de abajo oirán fragmentos del libro que Bob escribiera en los sesentas y que hasta hace poco fue traducido al español. Además…sigue leyendo

¡Quería ser un vagabundo!

Este poema es, ni más ni menos, es una colaboración entre Jack Keruac y yo. ¡Wow! Las manos me tiemblan con sólo poner mi nombre al lado del suyo. Por supuesto que Keruac no sabe que compartimos la autoría de este poema. ¡Ahhh, ya me abría gustado que realmente el viejo vagabundo del Dharma y yo nos hubiéramos sentado junto a Dean en San Francisco, o en su pequeño cuarto en casa de su tía en Nueva York a escribir este poema! Pero no: es imposible…sigue leyendo

#versosmarinos

Bienvenidos al nuevo experimento del Diario de un chico trabajador. Se trata de hacer un poema, aquí, en vivo y en directo, juntando todos los versos que durante la semana pasada se crearon en twitter, con el hash tag #versosmarinos. Cada semana haremos un poema nuevo, armandolo con los verso del tema anterior. ¡Haz tu poema!…sigue leyendo

Por qué cuido a mi Macintosh

Porque cavila bajo su capucha como un halcón posado,/Porque brinca como un caballo nervioso/y a veces me tira/Porque es vaga cuando está fría/Porque el plástico es un material triste y duro/que encanta a los roedores/Porque es caprichosa/Porque mi mente vuela a su interior a través de mis dedos/Porque salta hacía delante y atrás,/es un incansable rastreador y buscador…sigue leyendo

Hay

El 26 de agosto de 1860 nació Apollinaire, en Roma.Después vivió en Francia, luego una temporada en Bélgica, luego otra vez en Francia. Después frecuentó bibliotecas públicas y se enamoró de Linda. Después viajó a Alemania. Después conoce a Alfred Jarry y André Salmon.Después a Picasso. Después deja la banca y comienza a vivir de lo que escribe. Después fue a la guerra. Después escribio sus caligramas. Después, en algún punto, escribió este magnífico poema: sigue leyendo

Un libro de 12 Cuentos de Bradbury, Keret, Vonnegut, Tario y más para kindle, pdf, epub