¿Así que quieres ser escritor?

¿Entonces, lo que quieres es ser escritor o escritora? Estoy a punto de lanzar un proyecto, hasta el momento secreto, para todos los que, cómo yo, no queremos ser otra cosa, ni hacer otra cosa, que escribir.   Para todos los que estamos hasta la madre de los cubículos y oficinas y trabajitos para sobrevivir pero que en realidad nos …

Tres años y medio de ser papá, dos poemas y una serie de fotos

Escribe mientras duele, pienso, y entonces empiezo a escribir. Por que en este momento me duele. Por que me acuerdo de hace como cuatro años, cuando Lydia estaba embarazada. Yo estaba deambulando por ahí, en alguna avenidita de esas bien mamilas con un montón de tiendas y aparadores. Me sentía mal. Por adentro, no por afuera. De esas veces que …

La despedida oficial 30 años después

Son casi las diez de la noche y mi mamá mi papá y yo estamos hablando en el cuartito de la azotea de mi casa. Despidiéndonos. Pero la despedida llegó tarde. 30 años después. Estoy llorando como un niño. Apenas y puedo respirar pero les reclamo. Les digo que no me importa, que ellos debieron de haberlo resuelto. Que era …

¡Atáscate con tu propia vida!

Para empezar, para preparar la mesa y calentar el horno para el festín, este poema de Derek Walcott:   El amor después del amor Vendrá el tiempo en el que, eufórico, te saludarás a ti mismo al llegar a tu propia puerta, a tu espejo, y cada uno sonreirá al otro al darse la bienvenida, y dirá, siéntate aquí. Come. …

Me gusta 2.0

Hace un chingo de años, seis, para ser exactos, escribí una lista con mis gustos y la publiqué en este blog. El ejercicio jaló bastante y un montón de ustedes, queridos lectores, se rifaron sus propios me gusta: largas listas de gustos personales con los detallitos que más disfrutamos de estar vivos. Y la lista, después del ultimo punto, se …

Cómics, poesía y masturbación

Otra vez el tema de las chaquetas, las manuelas, las chairas, las pajas, las masturbación, vuelve otra vez a mi cabeza. Todo porque ayer en la noche leía el librazo de Peter Kuper, No te olvides de Recordar, una novela gráfica de finales del siglo pasado y, casi al final, hay un capítulo que Peter dedica a las chaquetas, a …

Algunos todavía piensan que la literatura es sagrada

Se me hacen ingenuosy ridículos los escritores (buenos, malos, geniales, consagrados, premiados, becados, reconocidos, alabados o desconocidos) que creen que la literatura es algo inmortal, etéreo e inmortal, que los hará vivir por siempre: cuando su viejo cuerpo termine de romperse y suspiren sus últimos poemas, su gran “Obra” literaria los precederá y los hará pasar a la historia y …

Te escribí un poema porno

Este poema lo escribí hace ya un buen rato, pero no lo había compartido. Ahí les va:   Te escribí un poema porno   El otro día, pensando en el otro día, cuando mis manos acariciaban tu vagina, se sumergían dentro de ella y regresaban empapadas, te escribí un poema.   Tus piernas sacudían mi memoria y toda la carne …

Un cómic para Lydia

Óra sí. Ahhhh… después de muchos muchos pero muchos días sin pasar a visitar este blog, al fin estoy aquí;han pasado toneladas de cosas y, entre ellas, la más importante, es… que… ¡ya soy papá! También, por si eso fuera poco, acabo de lanzar mi negocio-empresa-proyecto-startup, o como sé le quiera llamar, con el cual planeo seguir ganándome la vida. …

Mis células, México y la sombra

La patrulla cruje. Estoy fumando, sin playera, en una tarde apenas nublada. Tengo la ventana abierta y saco las manos por las rejas blancas que cubren los vidrios del departamento de la planta baja. Veo la calle y la casa de enfrente en la que hace ya tres meses mataron a dos doctores y a uno de sus familiares; uno de los policias que hacía la guardia me contó que el lugar parecía una carnicería; les dispararon en la cabeza, los molieron con un martillo, les rasgaron la espalda con un cuchillo.
sigue leyendo

Bestiario: El perro callejero

A partir de ahora, cada que me sea posible, agregaré un animal a este Bestiario electrónico que, a la manera de los bestiarios de la edad media, o la de los bestiarios mexicanos, como el maravilloso de Juan José Arreola, o el albúm de zoología de José Emilio Pacheco, intentará retratar a algunos animales extraños que me interesan especialmente…sigue leyendo

Greta y Cassius

Hace poco dos de nuestros perros murieron. Greta y Cassius. Greta llegó primero a la casa, hace más de dos años: andaba dando vueltas en el jardín de la unidad, cómo autista; no le hacía caso a nadie y no se dejaba acariciar. Ya estaba muy viejita, y además de sorda tampoco veía muy bien…sigue leyendo

Sobre la emoción de escribir

No se muy bien por donde empezar. Si me tardo mucho y me detengo para encontrar una frase que suene bien la sensación se enfría y la ganas de escribir que arden en la superficie de la piel se quedan bajo los escombros de la mente. Si, en cambio, escribo con los ojos cerrados, como un ciego, las letras empiezan a hilarse unas con otras completamente libres…sigue leyendo

El pronostico de Greta

Dado el impresionante éxito que ha tenido Paul el pulpo pronosticando los resultados de este mundial, en el diariodeunchicotrabajador.com nos dimos a la tarea de encontrar a nuestro propio oráculo. Fue así como decidimos usar los poderes que edad y la experiencia le han dado a “Greta” también llamada “La inmortal”, una perra de dieciciete años…sigue leyendo

El peligro de una sóla historia

Hace unos minutos terminé de ver la plática que la escritora nigeriana Chimamanda Adiche dio para la famosa serie TED, sobre lo que ella llama “El peligro de una sóla historia”. Chimamanda nos habla del grave riesgo que corren nuestras vidas si nos quedamos sólo con una historia para un país, para una familia, para una persona. La escritora empieza la platica diciendo que empezó a leer a los cuatro años y a escribir a los siete. Que todo lo que escribia tenía que ver con hombres adultos blancos en ciudades nevadas que…sigue leyendo

Wislawa Szymborska

Gracias a mi largo analfabetismo cultural apenas esta semana descubrí a Wislawa Szymborska. Cuando la leí por primera vez no sabía que había ganado un premio novel en 1996, ni que era la poeta más reconocida de Polonia. No sabía nada de ella. La sopresa no podía ser mayor. Me quedé con la boca abierta…sigue leyendo

El secreto

no te preocupes nadie tiene/una chica hermosa, no es cierto, y/ nadie tiene un poder oculto y/ misterioso, nadie es/ excepcional o maravilloso o / mágico, sólo aparentan serlo…sigue leyendo

La noche que Ray Bradbury me dio un consejo

Cuando la ronda de preguntas llegó al publico que abarrotaba el salón de conferencia de la FIL, me atreví a hablarle. Con el corazón hecho una pedazos, retumbando como una decena de avalanchas deslizándose desde él, le dije que no tenía palabras para agradecerle todo lo que me había dado y que me diera un consejo para ser escritor. Y Ray Bradbury me dijo: “Escribe…sigue leyendo

Me gusta

Desde hace un tiempo me he preguntado cómo son los lectores de este blog. ¿En dónde viven, que piensan, por qué se atreven a leer lo que escribo? Pero más que contestar a todas estas preguntas me gustaría que proponer lo siguiente: hacer una lista de gustos personales. Es muy sencillo. Aquí voy yo primero: Me gusta correr y sentir cómo el sudor resbala por mi cabeza. Me gusta el ronroneo de mi cuerpo luego de bañarme con agua fría después de correr. Me gusta besar los brazos blancos de mi abuelita y… sigue leyendo

El jardín de las caricias I

Hace dos semanas encontré un extraño libro hurgando en una librería de segunda mano. Se llama El jardín de las caricias. No sé quien sea el autor. Está impreso sobre papel barato y la portada, de cartón, es de color azul y en ella con letras blancas se lee: “El jardín de las caricias” y abajo del título hay una ilustración de una mujer desnuda, aparentemente sentada sobre el aire, con las piernas cruzadas y los codos sobre ellas y las manos tocándose el rostro y mirando al frente con unos ojos tal vez lascivos o tal vez ingenuos…sigue leyendo

El cantante y el ciego

Hoy de camino en el metro para ver una presentación de danza contemporánea vi algo que me asombró: Un señor de unos sesenta o sesenta y cinco años cantaba una canción triste, que decía algo como que en la vida, si uno no tenía un amor, se caería con las esperanzas rotas. En dirección contraria otro señor… sigue leyendo

Jugar a no perder o ganar el universo

Puedo usarla para vivir y disfrutar mucho más el mundo de las flores, del sudor, de la alegría, del cuerpo y los orgasmos, de la emoción, de la lluvia en la piel, del olor a humedad, del frió y el calor, del espacio infinito, del sol y del corazón, el infinito corazón, mi infinito corazón y tu infinito corazón tapizado de estrellas y moléculas y átomos y energía danzando y celebrando la vida y el estar aquí, empapados de estrellas, de brillo, de dolor, de experiencia y por sobre todo de Dios…sigue leyendo